Europa del Este

Estonia y Letonia

Estonia y Letonia, como otros muchos países de la Europa Oriental, son pocos conocidos y quizá la única referencia que se tenga de ellos sea por Eurovisión, el fútbol o ahora en el caso de Estonia del despliegue de la OTAN en el país debido a lo que esta ocurriendo en Ucrania (ver entrada de Ucrania) o ahora mismo por ser los países del Este los más estrictos en referencia a las ayudas a Grecia. Si esos países son tan desconocidos ¿por que hay que hablar de ellos?. Pues como en entradas precedentes, veremos estos dos países por de dentro, para ver la importancia que tuvieron en el mundo.

Escribiré sobre estos dos países juntos, pues su historia fue pareja, en incluso unida pues ambos ambos países fueron uno durante la baja Edad Media y principios de la Moderna. Pero esto se tratará mas tarde.

Aunque la gente cree que Roma no llegó al Norte de Europa, por las asumidas temibles tribus germánicas, en Norte de Europa estaba conectada hasta Grecia y Roma, por la llamada “Ruta del Ámbar”, por tanto hasta allí llegó la influencia de Roma.

Durante la alta Edad Media, en ambos países van a tener lugar ataques de vikingos y contraataques, digno de mención es el secuestro de la Reina Astrid de Noruega y a su hijo que se convertiría en Olaf Trygvesson, por parte de vikingos asentados en Estonia.

Aunque parezca mentira, la historia de estos dos países y lo son ahora, nos lleva a San Juan de Acre y a la 3ª Cruzada, el 19 de Noviembre de 1190 en dicha ciudad fue fundada la Orden de los Caballeros Teutónicos u Orden Orden Teutónica del Hospital de Nuestra Señora de Sión, dicha orden fue fundada tras la toma de Jerusalén por Saladino (en entradas futuras se hablará de él) y su propósito primigenio fue como en el caso de los Hospitalarios (ver entrada de Libia en la que se habla sobre dicha orden) una organización para la ayudar tanto a los peregrinos cristianos que iban hacía Tierra Santa, como para la ayuda de los propios cruzados. Mas tarde en 1192, se reorganiza ya como una orden militar y obtiene el reconocimiento del Papa Inocencio III el 5 de Marzo de 1198 , dicho Papa el 5 de Marzo de 1199, proclama que las reglas a seguir en el plano militar será la del Temple, y en el de caridad la de los Hospitalarios. Su uniforme será el hábito y manto blanco como los templarios pero con la cruz en negro.

Durante la 6ª Cruzada, la Orden Teutónica apoyó a Federico II aunque este fue excomulgado por el Papa Gregorio IX , al entender que Federico II (nieto de Federico Barbaroja) no había cumplido sus votos de cruzado, aunque en realidad fue otro paso más en la rivalidad entre el Papado y el Sacro-Imperio, lo que daría lugar a una cruzada contra el denominado Anticristo y la rivalidad entre güelfos (fieles al Papa) y gibelinos (fieles al Emperador).

En 1211, el rey Andrés II de Hungría pidió ayuda ayuda a la orden para la defensa de su frontera en Transilvania (ver Moldavia y entradas futuras) contra los cumanos (una tribu turca musulmana), creando su propio Estado en dichas tierras, y las que siguió conquistando. Y en 1225 fueron obligados a abandonar Hungría (en la entrada de Hungría se tratará con mas profundidad).

Tras la Cruzada realizada por Federico II (de la que trataré en entradas futuras), la Orden fue expandiéndose cuando Polonia  (de la que se hablará en entradas futuras)  les pido ayuda como había hecho anteriormente Andrés II de Hungría pues sufría las incursiones de pueblos paganos como los prusianos, y comienza aquí de nuevo su expansión. Ocupando y cristianizando Prusia, y llegando a extenderse en Estonia en las llamadas Cruzadas Bálticas, lo que daría lugar al sobrenombre de estos cruzados como los “Cruzados de Hielo”.

En este punto, sobre Estonia, me detengo para hablar sobre Letonia. Hacía finales del siglo XII, un monje agustino llamado Meinhard, llego junto con varios comerciantes al río Dauvaga y funda la primera Iglesia en Letonia y ciudad llamada Ikšķile  , en 1198 fue asesinado por los livonios, los habitantes paganos de Letonia, a Meinhard le sustituyó Betrhold y fue nombrado obispo de dicha ciudad. Dicho Obispo, proclama una cruzada contra los paganos tanto prusianos, livonios, lituanos y estonios, coincidiendo con la IV Cruzada realizada por el Papa Inocencio III, y se considera fecha de salida de las Cruzadas Bálticas.

En 1199, es nombrado Arzobispo de Bremen Alberto de Buxhoeven,  fundando la ciudad de Riga en 1201 crea la Orden de los Hermanos Livonios de la Espada,, debido a que los primeros cruzados, pues aunque todavía no se había promulgado Bula de Cruzada obispos como Betrhol y el propio Alberto de Buxhoeven predicaban la cruzada,  comenzaban sus campañas en primavera y las terminaban en otoño, volviéndose a sus lugares de origen lo que hará que el territorio conquistado quedase desprotegido hasta el inicio de la siguiente campaña. Dicha Orden adoptará el manto blanco y la cruz roja de los templarios, añadiendo con emblema distinto uno espada roja, de este emblema viene  el nombre de “Portaespadas”, y sus estatutos serán también los de la Orden del Temple. Dicha orden fue aprobada en 1202 mediante Bula del Papa Inocencio III, obteniendo Bula de Cruzada en 1204.En ella se declaraba que por luchar contra los paganos del Báltico, se obtenían los mismo beneficios espirituales que hacer en Tierra Santa .  Estos primeros cruzados, comenzaban sus campañas en primavera y se marchaban en otoño, haciendo que en el invierno

En 1236, la Orden de los Hermanos Livonios de la Espada se enfrenta a los lituanos en la Batalla de Saule, siendo derrotados  y sus miembros diezmados hasta tal punto que al año siguiente es autorizada la absorción de la Orden de los Hermanos Livonios de la espada por la Orden de los Caballeros Teutónicos . Tras esta fusión, siguieron las cruzadas hacía el este hasta tomar Pskov en la actual Rusia, que había dependido del Rus de Kiev (ver entrada Ucrania), pero ahora se encontraba en decadencia y se había fragmentado. Ante estos avances Alejandro Nevski, príncipe de Novgorod, en 1241 se enfrenta a la Orden Teutónica en la batalla del lago Peipus o también conocida como “La Batalla de los Hielos”, puesto que se desarrolló en el hielo del lago Peipus , siendo derrotada la Orden , y en su huída buena parte de los caballeros se hundieron, al resquebrajarse la superficie helada del lago,pasando dicha batalla a ser una leyenda junto a Alejando Nevski.

En 1291, caería San Juan de Acre, y la Orden como en el caso de los Hospitalarios (ver Libia) abandonaría Tierra Santa, para asentarse en sus territorios en el Báltico (aunque también había miembros de dicha Orden en España, al formar parte del séquito de Beatriz Suabia , esposa de Fernando III el Santo y madre del Rey Sabio , se establecieron  en las tierras donadas por Fernando III , de la Villa Mota de Toro(hoy Mota del Marqués) construyendo un monasterio, un hospital y la Ermita de Nuestra Señora de los Castellanos de Mota del Marqués).

Durante el siglo XIV, continuaron las cruzadas en Prusia y el ducado de Masovia a principios del siglo XV comienzan las guerras contra la alianza del Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituana (en entradas futuras se tratarán sobre ellas), sufriendo una derrota en 1410 en la Batalla de Tannenberg, coincidiendo con la decadencia de la Orden. Siguiendo estas guerras hasta mediados del siglo XVI, con las guerras contra Rusia, y las coaliciones daneso-noruegas y las de la que sería la República de las Dos Naciones y Suecia, por el control, de los territorios de la Orden. En dicho siglo, fue la división de ambos territorios, Estonia entraría a formar parte del Reino de Suecia y Letonia como ducado de Curlandia a la República de las Dos Naciones. Dicho ducado,  logrará tener territorios en América (la Isla de Tobago) y en África (una isla en la desembocadura del río Gambia).

Tras la guerra polaco-sueca de 1600 a 1629, Riga paso a manos suecas, volviendo de nuevo a estar unidas en parte, pues la República de las Dos Naciones sólo conservó la parte del ducado de Curlandia. A principios del siglo XVIII, con las Grandes Guerras del Norte y las sucesivas particiones de Polonia (ver entrada de Ucrania y futuras). Letonia pasaría a manos del Imperio ruso.

Durante la segunda mitad del siglo XIX , y ante la rusificación (ver entrada de Ucrania y Moldavia), resurgirá el nacionalismo letón en el movimiento llamado “Jóvenes Letones”.

Durante la Primera Guerra Mundial, se formarían los “fusileros letones” voluntarios que lucharon junto a Rusia y que durante la guerra civil, que vino tras la Revolución Rusa de 1917, se dividiría en blancos y rojos. Aquí me detendré, y volveré a hablar de Estonia, pues a partir de la Primera Guerra Mundial, volverán a bifurcarse sus caminos, aunque discurriendo de manera paralela.

Como en el caso de Letonia, Estonia también fue incorporada a Rusia tras la Guerras del Norte, se estima que después de la guerra de la Gran Guerra del Norte , sólo sobrevivieron cien mil estonios. Y como en el caso de Letonia y otros países (ver entradas anteriores de Europa del Este) a mediados del XIX, como respuesta a la rusificación impuesta por los zares a sus territorios, empiezan a surgir con más fuerza los sentimientos nacionalistas.

Este sentimiento dió su fruto en la Primera Guerra Mundial, y la revolución rusa de 1917, logrando declarar su independencia el 24 de Febrero de 1918, teniendo que lidiar con la ocupación alemana y Rusia.  El 2 Febrero de 1920, se firma el Tratado de Tartu, en el que Rusia reconoce la independencia de Estonia, demarcando las fronteras del país y la transferencia de propiedades.

De la misma forma, Letonia con el fin de la Primera Guerra Mundial, se declara Estado independiente, siendo el primer país en reconocer dicha independencia y renunciando al territorio Rusia, que ya sería la URSS, en 1921, dicha independencia fue reconocida por la comunidad internacional, ingresando ese año en la Sociedad de Naciones.

Durante la siguiente década, Letonia se ve afectada por crisis políticas y económicas debido a la crisis económica mundial, lo que dió como resultado que el 15 de Mayo de 1934, se instaurase una dictadura nacionalista tras un golpe de Estado, dicha dictadura duraría hasta 1940.

Con el “Pacto  Molotov-Ribbentrop” (ver entrada Ucrania), y los acuerdos secretos, los países bálticos quedaban bajo el poder de la URSS. Lo que hará que en junio de 1940 anexione Estonia , dando un ultimátum exigiendo que sus tropas cruzasen a Estonia por una supuesta desaparición de soldados. Stalin depondrá  al gobierno de Tallín, poniendo en su lugar a miembros del Partido Comunista estonio. De igual manera ese mismo año la URSS, invadió Letonia, unos meses mas tarde la URSS convierte a Letonia en una República Socialista Soviética, en contra del sentir mayoritario del pueblo, cosa igual sucede en Estonia. En ambos países en los días 13 y 14 de junio de 1941, miles de personas son deportadas a Siberia (ver Ucrania, Moldavia y futuras), centradas en especial en la élite del país, se calcula que en ese año más de sesenta mil estonios son deportados y treinta y cinco mil letones.

Ese mismo año, son ocupadas por Alemania y duraría la ocupación hasta 1944, que son de nuevos ocupadas por la URSS. Durante el tiempo de ocupación alemana, muchos estonios y letones se unen al ejército alemán en su lucha contra la URSS, con el mismo sentimiento que lo hicieron en Ucrania, como se vió en la entrada correspondiente y otros muchos países de Europa del Este, de luchar contra la Unión Soviética y que está no volviese a ocupar sus países y las consecuencias que tendrían dicha ocupación, pues ya las conocían, y no quisiesen que se repitiese.

En 1944, con la nueva ocupación de ambos países volvieron con más fuerza si cabe  las deportaciones hacía Siberia y los encarcelamientos en los Gulag, los que no logran huir hacía el oeste. En especial se dieron esas grandes deportaciones en ambos países en 1949. Y como es costumbre de Rusia, sin importar el modelo de Estado, volvió quizá esta vez con más ahínco la rusificación de la zona, y como en el caso de Moldavia y Ucrania (ver entradas correspondientes), desplazando a la población y sustituyéndola por población rusa.

En los años 80, el régimen comunista empieza a liberalizarse,haciendo que en Letonia apareciesen más organizaciones socio-políticas , pidiendo la independencia del país. Mientras que en Estonia, comienzan las las primeras protestas contra la URSS,  en las denominadas “Guerras del Fósforo”, debido al plan soviético de explotar minas a cielo abierto, de fósforo en Estonia.

En 1988, es declarada la independencia por el poder legislativo de la Estonia Soviética, surgiendo la llamada “Revolución Cantada”, debido a que las manifestaciones son pacíficas y van acompañadas de cánticos. A la que se sumaría tanto Letonia como Lituania.

El 23 de Agosto de 1989, coincidiendo con el medio siglo del “Pacto Molotov- Ribbentrop” Letonia, Estonia y Lituanía (de la que hablaré en entradas futuras) forman un cadena humana de seiscientos kilómetros, conocida como “Cadena Báltica” como forma de pedir su independencia de la URSS.

En Enero de 1991, los Estado Bálticos sufre otra nueva represión soviética pero en Agosto de ese mismo año, es el colapso de la URSS lo que significa la independencia de esos Estados, y como en el resto de países se tardará todavía unos años en la salida del ejército ruso.

Ambos países en 2004, ingresan tanto en la UE y en la OTAN , adoptando el euro como moneda oficial.

En ambos países, hay una fuerte presencia rusa. Dichas personas, son consideras no ciudadanas, ya que superan el 30% de la población , pues sólo reconoce como ciudadanos a aquellos cuyas familas ya lo eran antes de la invasión de las tropas soviéticas al país. De igual forma hace Estonia, limitando sus derechos y vetando que accedan a determinadas profesiones, debido al temor que esta población intente que ambos países vuelvan a pertenecer a Rusia. Como fue el caso de referéndum realizado en Julio de 1993, en las ciudades de Narva,  Kohtla-Järve y Sillamäe, para su incorporación a Rusia, ganó el “sí” pero dicho referéndum fue delcarado ilegal. De hecho Narva esta hermanada con la ciudad de Donestsk, y en el caso de Estonia el 30% de la población rusa estarían a favor de la adhesión a Rusia.

De hecho a comienzos de 2007, Estonia sufrió ataques informáticos que obligaron a cerrar de manera temporal las webs de varios bancos y administraciones del país. Acusando a servidores de la administración rusa, de ser los responsables de dichos ataques.

Por tanto, debido a lo que esta aconteciendo en Ucrania (ver entrada), ambos países ante el temor de injerencias rusas en sus respectivos Estados, o de hasta incursiones de los llamados “hombrecillos de verde”. Hayan solicitado ambos países , a la OTAN que desplieguen tropas en los dos Estados.

Por tanto, en estos dos países ante lo ocurrido en Ucrania, están a la expectativa de lo que haga Rusia no sólo en Ucrania si no en el resto de Europa del Este, y como prevención por medio de la OTAN refuerzan su soberanía e independencia de Rusia, esperando que no se vuelvan a repetir las invasiones pasadas.

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “Estonia y Letonia

  1. SARA dice:

    Interesantísimo artículo sobre la desconocida Historia de los países bálticos. Me ha encantado sobre todo el relato de la época medieval con la fundación de los Caballeros de la Orden Teutónica y sus cruzadas, que no sólo les llevaron a Tierra Santa sino que incluso les hicieron combatir contra los pueblos paganos de Prusia y de los territorios de las actuales Estonia y Letonia, cosa que desconocía por completo.
    También es de gran trascendencia hoy en día la mención final a la tensa situación que se vive en estos países con la actual política beligerante de Rusia al invadir parte de Ucrania, lo que ha conllevado el despliegue de tropas de la OTAN en la zona, en lo que parece un resurgimiento de la ya olvidada Guerra Fría.
    En definitiva, como siempre, una genial introducción a los entresijos de la Historia de unos países, pese a que nos resulten lejanos, también merece la pena conocer a fondo.

    Me gusta

  2. Pingback: Bielorrusia | elmundodepordentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s